Registro de Osteópatas Profesionales
Home  //  Tecnología  //  Terapia con Corrientes Interferenciales

Tecnología Avanzada de Tratamiento

laser Terapias con láser. La técnica de láserpuntura consiste en el empleo del haz de luz láser en sustitución de las técnicas acupunturales clásicas (agujas y moxas).Saber más...
ondacorta Tratamiento de onda corta. Por el simple hecho de la elevación de temperatura los tejidos pueden movilizarse mejor debido a la ganancia de elasticidad.
Saber más...
magnetoterapia Magnetoterapia. Tratamiento no invasivo del dolor sin efectos secundarios. Se produce una rápida reducción de la inflamación y reabsorción de edemas.Saber más...
interferenciales Interferenciales y Ultrasonidos. Como aparato de masaje terapéutico, el ultrasonido es muy eficaz en la reducción de la tensión muscular. Las interferenciales poseen efectos analgésicos y estimulantes.Saber más...

Sonopuls 692Es indispensable, para llevar a cabo una terapia apropiada con corrientes interferenciales, conocer sus bases científicas, su acción sobre el organismo y la capacidad de los modernos aparatos. 

Sabemos que el empleo de las corrientes de media frecuencia nos permite actuar en profundidad, debido a que la resistencia de la piel y los tejidos superficiales, al paso de la corriente, disminuye al aumentar la frecuencia. La corriente interferencial combina las propiedades positivas de las corrientes de frecuencia media con la acción terapéutica de las corrientes de baja frecuencia, al actuar en profundidad en los tejidos.

 

 

Indicaciones y Contraindicaciones.

 

Las corrientes interferenciales, por sus efectos analgésicos y estimulantes, se utilizan en el tratamiento de procesos dolorosos (agudos o crónicos) y en aquéllos en los que queramos mejorar la potencia muscular, por déficit o porque queramos fortalecer la musculatura. Asimismo, por su acción de amasamiento muscular, se utilizan en los casos de contracturas musculares.

Las contraindicaciones de las corrientes interferenciales, al tratarse de corrientes de baja frecuencia, son las mismas que para éstas, si bien, al no tener polaridad, desaparecen los efectos galvanoiónicos, por lo que pueden ser utilizadas en zonas donde haya implantes metálicos.